Efecto venturi (Fuga) en parapente

Si escuchas una conversación entre pilotos canarios oirás como nombran constantemente la palabra “fuga”. Este término describe al fenómeno conocido como efecto Venturi.

Este efecto, tan importante como común en mecánica de fluidos y que en las Islas Canarias se denomina fuga, recibe otras denominaciones según el país o área: compresión, embudo, chorro, etc.

La velocidad del viento se ve incrementada cuando este pasa entre dos objetos, en este caso dos islas
El viento en las Islas Canarias se acelera al pasar entre ellas acelerando

En pocas palabras; si una cantidad de fluido se ve obligada a pasar por un cauce más reducido tendrá que acelerar su tránsito hasta una velocidad suficiente para que el volumen total de fluido no se vea disminuido.

El fluido al pasar por un estrechamiento se comprime acelerando su tránsito
Como cuando ponemos el dedo al final de una manguera, la misma cantidad de fluido tiene que pasar por un espacio menor así que se acelera

Cuando el viento se encuentra con un relieve se ve comprimido entre el terreno ascendente y la capa de inversión, por lo tanto aumenta su velocidad.

Apreciamos el viento al impactar con un objeto, en este caso una isla
El viento chocando con una isla se comprime entre el terreno y la inversión y escapa por los lados

Por sus límites laterales el viento escapará a mayor velocidad de la que tenía al abordar el obstáculo. Son estos puntos de “fuga” con los que hay que tener cuidado.

Se aprecian los puntos de fuga que es donde el viento acelera ya que es comprimido entre el terreno y él mismo
En estos puntos de fuga el viento acelera en gran proporción por lo que hay que tener cuidado

Cuando se vuela cerca del mar por lo general son fácilmente visibles en él, delimitando zonas con vientos de velocidad muy distinta e incluso distinta dirección. En estas zonas el riesgo puede ser alto ya que la fuga podría lanzarte en dirección al mar sin posibilidad alguna de regresar a tierra. Apreciable a simple vista, a la línea que hace de frontera entre la calma y el viento se le conoce como “corte” o “cizalla” y marca dos zonas bien diferenciadas: una, donde el viento va a gran velocidad mar adentro. La otra es una zona de calma que queda protegida.

Vemos com el viento se estrella con el objeto y se acelera para fugarse por sus límites
El viento se acelera y escapa por los bordes laterales del objeto

Es muy importante saber identificarlas pues hay que recordar que volar demasiado cerca del “corte” puede ser peligroso. Normalmente el mar es el mejor indicador, pero las nubes suelen reflejar la zona de fuga con claros azules, nubes de rodillo, nubes fracturadas y desgajadas, etc. En tierra y en la cercanía del corte o cizalla, se suele generar una brisa contraria al viento fugado, muchas veces totalmente opuesta en sentido.

Podemos ver que en la zona de aceleración el mar se pica y se cubre de nubes mientras en la zona a sotavento el viento va en dirección opuesta al meteo
Mar rizado y nubes en la zona ventosa y calma en la zona protegida

No te pierdas este video con gráficos en movimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *